Hallan 2 GIGANTESCAS CIUDADES MAYAS perdidas en plena jungla

  • 1
  • 25 mayo, 2019

En un sorprendente hallazgo en las selvas de México, arqueólogos han descubierto dos antiguas ciudades mayas, incluyendo las ruinas de una pirámide, restos de un palacio, una puerta con una boca monstruosa, un campo de pelota (tlatchtli), altares, y otros monumentos de piedra. Se sabía de la existencia de una de las ciudades encontradas hace décadas pero todos los intentos por relocalizarla habían sido infructuosos hasta ahora. En cambio, la otra ciudad revelada por la misma expedición es completamente desconocida y constituye un nuevo hallazgo arqueológico que sin dudas arrojará más luz sobre la ancestral civilización maya.

Investigadores extranjeros hallaron en el sector norte de la Reserva de la Biósfera de Calakmul La Lagunita, una ciudad maya que estuvo perdida por varios años. La foto corresponde a una de las estructuras de los vestigios en Calakmul, utilizada exclusivamente como contexto. (Notimex/Archivo)

El líder de la expedición, Ivan Sprajc, del Centro de Investigación de la Academia de Ciencias y Artes de Eslovenia, explicó que la proeza se logró gracias a la ayuda de fotografías aéreas de la selva tropical del centro de Yucatán en el estado de Campeche, México. Se notaron algunas anomalías entre la espesa vegetación y se envió un equipo a investigarlas.

Los arqueólogos quedaron perplejos al descubrir una ciudad entera que se extiende por cerca de 3,000 metros cuadrados, entre las regiones de Rio Bec y Los Chenes, que están caracterizadas por una arquitectura clásica que data entre 600 y el 1000 d.C.

Originalmente, esta ciudad había sido descubierta por el arqueólogo estadounidense Eric Von Euw en la década de los 1970′s, quien la bautizó con el nombre de Lagunita y dejó archivos y dibujos de las ruinas sin precisar su locación. Esto llevó a que los intentos posteriores por localizarla fueran fallidos.

Uno de los monumentos más impresionantes de la ciudad maya es una enorme puerta de entrada con una boca monstruosa grabada (ver primera imagen de esta noticia), la cual representa una deidad maya de la fertilidad. «Estos portales simbolizan la entrada a la cueva y, en general, a un mundo acuoso, lugar del mitológico origen del maíz y morada de los ancestros», cuenta Sprajc.

Más allá de la entrada, Sprajc y su equipo se toparon con un gran templo piramidal de 20 metros de altura, como así también con las ruinas del complejo de un palacio concertadas alrededor de cuatro grandes plazas. En las cercanías hallaron numerosas esculturas de piedra y altares, todos grabados con inscripciones y relieves bien conservados.

Una de las inscripciones ha sido analizada por el epigrafista Octavio Esparza Olguin de la Universidad Nacional Autónoma de México, quien reveló que en los jeroglíficos se haya registrada la fecha del 29 de noviembre del año 711 d.C. y se menciona a un «Señor del 4 k’atuns» (un k’atun es un periodo de 20 años). Lamentablemente, la sección del texto en donde se expresa el nombre de este gobernante, no tiene la suficiente claridad como para ser leída.

Pero aún más asombroso que el redescubrimiento de Lagunita, es el hecho que la expedición también encontrara, no muy lejos, otro grupo de ruinas antiguas. Estas ruinas comidas por la selva engloba a una pirámide, un altar, y una extensa acrópolis flanqueada por tres templos. Estas estructuras parecen conformar otra ciudad maya, la cual ha sido nombrada Tamchen (pozo profundo), por el hecho de haber hallado más de treinta chultans, profundas cámaras subterráneas utilizadas para recolectar agua de lluvia.

A pesar que en teoría las dos ciudades habrían existido en el mismo tiempo, al menos por un lapso de su existencia, hay evidencia que la última, Tamchen, pudo haber sido construida antes que Lagunita, con algunas de sus estructuras enlazadas directamente al periodo Pre-Clásico (300 a.C. – 250 d.C.).

Sprajc explicó que ambas ciudades «formularán nuevas preguntas acerca de la diversidad de la cultura de esta civilización, el papel de esa gran área de tierras bajas sin explorar en la historia maya, y su relación con otras polis».

Una fachada monstruosa

Lagunita

Sus comentarios siempre son bienvenidos. Porque todos creamos "Un surco en la sombra" y nos nutrimos de vuestras opiniones

Regístrate GRATIS y te lo mandaremos a tu E-MAIL ESTA ES TU OPORTUNIDAD
A %d blogueros les gusta esto:

Powered by themekiller.com