Este ser DEMUESTRA que no es necesaria AGUA en un planeta para que pueda haber vida

  • 0
  • 13 septiembre, 2018

¿Se habrán imaginado alguna vez que existiera un ser vivo que pueda sobrevivir a miles de metros bajo tierra? ¿Creen que esto es realmente posible? ¿O eso será solo del diablo?Pues resulta que sí, y la prueba viviente de esta capacidad es la protagonista del blog de esta semana: Bacillus infernus.

Bacillus infernus es una bacteria gram positiva de aproximadamente 0.7×4μm, que al igual que otros pertenecientes a su género, posee forma de bacilo. Así mismo, estos carecen de flagelos y de motilidad. Si bien se conoce poco de este microorganismo, es probable que al igual que otras bacterias utilice endosporas como medio de protección (Boone et al, 1995).

 Imagen Figura 1: Micrografía electrónica de Bacillus infernus mostrando la morfología característica de las bacterias grampositivas (Boone et al, 1995).

Resultado de imagen de la tierra por dentro

Por otra parte, este microorganismo forma parte de los criptoendólitos, lo que significa que puede sobrevivir a muchísimos metros de profundidad bajo la tierra. Específicamente, B. infernus fue encontrado a 2,700m en la Cuenca de Taylorsville en Virginia, lugar que a su vez data del periodo triásico. De cualquier manera, la increíble profundidad en la que habita no es su única característica impresionante. Además de ser criptoendólito, también es poliextremófilo, lo que significa que resiste a varias condiciones extremas. Entre estas destacan sus capacidades termófilas, ya que puede vivir felizmente a 50°C, aunque algo interesante es que no pueden crecer bien a 40 o 65°C. Además, este también es halotolerante, pudiendo crecer eficientemente en presencia de hasta 0.6M de Na+. Y esto no es todo, ya que también puede sobrevivir a pH de 7.3-7.8, por lo que también es un poco alcalófilo, además de ser anaerobio estricto (Boone et al, 1995).

Resultado de imagen de Bacillus infernus

Por otra parte, estudios realizados sobre B. infernus demostraron que estos pueden crecer a través de la oxidación de metanoatos o lactato y reducción de MnO2, FeCl3, óxido de trimetil amina y nitratos. Sin embargo, estos no pudieron oxidar metanoatos y reducir sulfatos o tiosulfatos. Así mismo, estos son capaces de crecer en presencia de glucosa y fermentándola en acetato, lactato y butirato, aunque no pudieron crecer en otros carbohidratos como galactosa, manosa, xilosa, sacarosa, entre otros. De cualquier manera, cabe resaltar que todos estos experimentos fueron realizados en medios anaeróbicos, ya que en otros experimentos donde se agregaban pequeñas cantidades de aire, estos no fueron capaces de crecer exitosamente y el cultivo no era viable al cabo de un par de días (Boone et al, 1995).

Aunque uno de nuestros peores temores es terminar en el infierno. Esta bacteria hizo de las infernales profundidades de la tierra su hogar.

Propiedad de:microbiologiageneraluvg.wordpress.com

Sus comentarios siempre son bienvenidos. Porque todos creamos "Un surco en la sombra" y nos nutrimos de vuestras opiniones

Regístrate GRATIS y te lo mandaremos a tu E-MAIL ESTA ES TU OPORTUNIDAD
A %d blogueros les gusta esto:

Powered by themekiller.com