¿Era el OVNI de Roswell de origen NAZI? Importantes pruebas LO AFIRMAN

  • 2
  • 16 julio, 2018

Las campanas de los nazis

Todos conocemos el polémico incidente de Roswell que narraría el supuesto choque de un platillo volador con la superficie terrestre. El objeto habría sido encontrado por personal militar norteamericano que lo habría convertido en un área restringida: la polémica área 51. La versión tradicional sobre este evento normalmente habla de la investigación sobre tecnologías extraterrestres e, incluso, sobre la biología de los seres que habrían sobrevivido el choque.

Sin embargo, queda mucho por decir con respecto a este tema, y las teorías alternativas abundan. Una de las más interesantes apareció en el documental germano “Ovnis en el Tercer Reich”, emitido por la cadena N24, en donde se afirma que el choque no fue de una nave extraterrestre sino de una aeronave de fabricación nazi que haría parte de un proyecto secreto del Tercer Reich.

La nave en cuestión se conocería por el nombre de “Campana” (Bell), una aeronave de cobre de tres metros de diámetro cuyo núcleo consistía en una unidad futurista de propulsión que usaba partículas eléctricas. La aeronave habría sido precursora de los aviones furtivos actuales (es decir, de aquellos capaces de evadir los radares) y habría sido construida por ingenieros expertos que habrían desarrollado el conocido misil balístico V2, quienes emigraron a los Estados Unidos por medio de la Operación Clip de Papel (Operation Paperclip).

¿Pero qué era la Campana nazi y para qué servía?

Cuando se ponía en funcionamiento la Campana, los dos tambores rotatorios giraban contrariamente y el objeto se elevaba como los antiguos vimanas, y se podía desplazar; el artefacto despedía unas radiaciones que llegaron a afectar a los científicos del proyecto.
Era el primer prototipo de motor contra la gravedad y abrió un camino nuevo en el camino de la física y la tecnología. De este modo este ingenio técnico podía servir como el sistema de propulsión para los secretos ovnis nazis que se estuvieron desarrollando en la última fase del Tercer Reich.

El proyecto Die Glocke - La campana nazi

El proyecto ultrasecreto de “Die Glocke”, The Bell, la Campana Nazi, estaba bajo el mando del misterioso General de las SS Hans Kammler, (a la izquierda en esta foto) un ingeniero científico que había estado involucrado también en el desarrollo de los misiles V-2, aviones reactores, alas volantes, ovnis nazis, y construcciones subterráneas, entre otros proyectos. También diseñó muchos de los Campos de Exterminio nazis y los hornos del horror, entre ellos el de Auswitch.

Hans Kammler era un personaje muy importante dentro de la tecnología militar nazi, pero que resultó siempre poco conocido, ya que después de la 2ª guerra mundial, el gobierno norteamericano tampoco tenía interés en divulgar la trayectoria tecnológica y los logros científicos de los ingenieros nazis como Kammler.

El proyecto Die Glocke - La campana nazi
Junto a una fábrica abandonada se encuentra el Anillo de pruebas, los respiraderos subterráneos, y la entrada al complejo de experimentación de la Campana.

Igor Witkowski (arriba a la derecha) es un investigador polaco de tecnología militar que ha pasado más de 20 años estudiando el ingenio prodigioso de la Campana nazi.

El periodista Nick Cook, especialista en temas aeroespaciales y de defensa, que trabaja para la revista Jane’s Defense Weekly, se interesó por la información que Igor Witkowski tenía sobre los proyectos tecnológicos de los nazis, y especialmente por la Oficina de desarrollos secretos, la “Kammlerstab”, que dirigía Hans Kammler.

Igor Witkowski mostró a Nick Cook el campo de operaciones del proyecto de la Campana nazi, la mina de Ludwigsdorf, el anillo de pruebas de la campana, los respiraderos subterráneos y demás instalaciones relacionadas.

Era en la región montañosa de la frontera checa, entre los Sudetes y la Baja Silesia, y junto a la aldea de Ludwigsdorf, donde se encontraba una mina en la que los nazis desarrollaban el modelo revolucionario antigravitacional.

Cuando el Ejército soviético estaba llegando a la aldea de Ludwigsdorf, hoy llamada Ludwikowice, el oficial de las Waffen SS, Karl Sporrenberg, por orden directa de Hitler, llevó a cabo la ejecución de 62 científicos nazis que trabajaban en el proyecto Die Glocke; unos hechos por los cuales fué juzgado posteriormente en los tribunales como criminal de guerra. Según Sporrenberg, el prototipo secreto habría sido trasladado a una zona de seguridad en Noruega.

El proyecto Die Glocke - La campana nazi

Lo cierto es que después de la guerra nunca más se volvió a saber de la Campana nazi ni del General Hans Kammler; desaparecieron con su secreto. Algunas teorías dicen que la Campana fué trasladada en un avión de carga, haciendo escala en Barcelona, España, hacia el cono sur americano, entre Chile y Argentina, o incluso a la zona de la Antártida. Y otra línea de investigación apunta a que la Campana fué llevada a Japón.

Sin embargo lo más sorprendente de la Campana nazi era que este proyecto secreto había sido desarrollado con los nombres de Kronos (tiempo) y Lanterntrager (portador de luz), figurando en los documentos secretos extrañas referencias a una “Puerta del Tiempo”.

Parece que el verdadero secreto de Die Glocke, The Bell, la Campana nazi, es que podía ser una “Máquina del Tiempo”, que para funcionar, necesitaba activar sus sistemas propulsores giratorios y realizar al mismo tiempo pequeños desplazamientos aéreos. Y es que, efectivamente, una máquina del tiempo podía ser una gran arma efectiva, el arma definitiva, para cambiar el curso de la guerra.

El proyecto Die Glocke - La campana nazi

El 9 de diciembre de 1965, un objeto volante desconocido, con forma de bellota o de campana, se estrelló en las proximidades de la localidad estadounidense de Kecksburg, en Pensilvania. Este suceso fué conocido en el estudio de la Ufología como el caso de Kecksburg. El artefacto tenía inscripciones extrañas, al igual que la campana nazi, y fué recuperado rápidamente por las fuerzas militares. Muchos testigos vieron el extraño suceso.

Todo hace pensar que el ovni de Kecksburg era el resultado del desarrollo del proyecto de la campana nazi. De hecho, la hipótesis más probable de todas es que tanto Hans Kammler como la Campana nazi acabaron en las bases secretas del gobierno estadounidense, protegidos con el máximo secreto, dentro de la “Operación Paperclip”.

El documental alemán especifica que fue el general de las S.S. Hans Kammler (un nazi reconocido por su espíritu sanguinario) quien dirigió la construcción de la aeronave en Alemania durante la Segunda Guerra Mundial y colaboró con la inteligencia norteamericana para su reconstrucción en territorio estadounidense. Aunque otros personajes reconocidos entre los Nazis también habrían participado en la construcción, el documental se concentra en la importante figura de Kammler.

Así mismo, se referencian abundantes documentos y se presenta la obra del historiador militar polaco Igor Witkowski, quien ha revelado bastantes documentos referidos a la existencia de este proyecto secreto y al interés de Hitler en tener a los mejores ingenieros a su disposición. Los mismos bombarderos aliados que concentraron su fuego en territorio alemán hacia finales de la guerra, referían constantemente la existencia de objetos extraños sobre los suelos enemigos, que ahora se considera eran los vuelos de prueba de la Campana.

Avances alemanes en la Segunda Guerra Mundial

Puntualmente, el documental explora la posibilidad de que haya sido uno de estos artefactos – puntualmente, el modelo Schriever-Habermohl – el que se estrelló en Roswell en 1947, tras haber sido desarrollado por científicos nazis en el exilio en los Estados Unidos. El proyecto de este modelo específico habría estado centrado en Praga, desde 1941, hasta que se trasladó a los Estados Unidos donde habría quedado bajo el mando del Ministro de Armamentos Albert Speer.

La teoría del documental resulta atrevida, pero soluciona muchas dudas con respecto a uno de los eventos más importantes en la historia de los Ovnis. Por supuesto, el que se tratara de un objeto hecho por el mismo gobierno estadounidense (o al menos, por la misma humanidad) soluciona muchas cuestiones con respecto a el por qué no ha habido choques semejantes en otros lugares del mundo más públicos (o por qué los gobiernos han sido tan eficientes ocultando un fenómeno que no controlan), pero también le quita mucho encanto al suceso. Y por supuesto, si era una tecnología experimental, ¿por qué no la vimos en periodos posteriores como aeronaves operacionales de combate?

¿Creen que se tratase de verdad de una aeronave de tecnología alemana? ¿O consideras que la explicación del choque extraterrestre es más realista?

A continuación el nombrado documental ( está en ingles , activa los subtítulos)

Fuente de la información: https://www.elpensante.com/fueron-los-nazis-documental-aleman-afirma-que-fueron-ellos-los-responsables-por-el-incidente-de-roswell/

2 Comments

Sus comentarios siempre son bienvenidos. Porque todos creamos "Un surco en la sombra" y nos nutrimos de vuestras opiniones

Regístrate GRATIS y te lo mandaremos a tu E-MAIL ESTA ES TU OPORTUNIDAD
A %d blogueros les gusta esto:

Powered by themekiller.com