Recuperados en Cádiz un Cañón y Objetos de Oro y Plata de la Histórica Fragata. Hundida “Nuestra Señora de las Mercedes”

  • 0
  • 30 agosto, 2015

Fuente:Ancient Origins

Portada-Réplica en resina de un bloque de monedas que conserva la forma del arcón de madera que las contuvo. El bloque pesa 58,87 kilos, y cuenta con unas 2.180 monedas de ocho reales. La fragata Mercedes transportaba entre 800 y 900 sacas de este tipo. Museo Arqueológico Nacional (Madrid) (Wikimedia Commons)

El pasado 18 de Agosto se iniciaba una expedición a bordo del buque “Ángeles Alvariño” en aguas españolas cercanas a la costa de Cádiz. Esta expedición, integrada por miembros delMuseo Nacional de Arqueología Subacuática (Arqua), dirigido por el arqueólogo Iván Negueruela, así como por otros miembros del Instituto Español de Oceanografía, del Museo Naval de la Armada y por expertos en filmación y en manejo de un ROV (vehículo submarino por control remoto), tenía la misión de inspeccionar los posibles daños ocasionados por el Odisseydurante su expolio. Finalmente, dicha expedición se ha convertido en una excavación submarina que, además de recuperar diversos objetos de gran importancia, ha conseguido geolocalizar más de una veintena de cañones de varios tipos, 3 anclas y 148 lingotes.

HISTORIA DE “LA MERCEDES”

La fragata Nuestra Señora de las Mercedes fue un navío perteneciente a la Armada Española, botado en el año 1786, en el puerto de La Habana, Cuba. “La Mercedes”, tal y como la apodaban los hombres de la mar, era una de las naves que cubría la ruta comercial entre las colonias de América y España. Una ruta amenazada, frecuentemente, por los barcos ingleses.

El 5 de octubre de 1804, a las 08:00 de la mañana, cuatro fragatas españolas llamadas Fama, Medea, Clara y Mercedes, cargadas con los caudales de la Corona Española, bajo el mando deDon José Bustamante y Guerra, navegaban hacia las costas de Cádiz, procedentes de Montevideo.

Ilustración de 1804 reflejando el momento en que es alcanzada la santabárbara y se produce la explosión de la fragata Nuestra Señora de las Mercedes.(Wikimedia Commons)

Ilustración de 1804 reflejando el momento en que es alcanzada la santabárbara y se produce la explosión de la fragata Nuestra Señora de las Mercedes.(Wikimedia Commons)

A sólo un día de atracar en su puerto de destino y pese a que España e Inglaterra no estaban en guerra por aquel entonces, a la altura del cabo de Santa María, al sur de Portugal, fueron interceptadas y atacadas por cuatro fragatas inglesas que las estaban esperando, teniendo lugar la que ha pasado a la historia como Batalla del Cabo de Santa María.

“La Mercedes” sería hundida por los ingleses frente a las costas portuguesas del Algarve, falleciendo en su naufragio, al menos, 249 marineros. Los 51 supervivientes fueron hechos prisioneros y trasladados al Reino Unido, lo que provocó el final de la paz entre Inglaterra y España y constituyó el preludio de la Batalla de Trafalgar. Un suceso que incluso relató Don Benito Pérez Galdós en el primero de sus célebres “Episodios Nacionales”: la novela “Trafalgar”, publicada en el año 1873.

LA EXPEDICIÓN

Un cañón pedrero de bronce, de 80 centímetros, una maja de almirez de oro, una palmatoria de plata, tres cucharas, un tenedor y tres platos de plata son algunos de los objetos que los investigadores han podido recuperar a lo largo de los 5 días que ha durado la expedición.

Imagen submarina de los restos hundidos de “La Mercedes”. Fotografía: “Heraldo”

Imagen submarina de los restos hundidos de “La Mercedes”

Todo comenzó el 18 de Agosto, depositando a 1.136 metros de profundidad –en el lugar donde se hallan los restos de la nave- una placa de bronce en memoria de las víctimas fallecidas aquel aciago 5 de Octubre de 1804.

Según describe el diario “Heraldo”, fueron cinco días de buena marea en un fondo plano, en el que la rutina consistía en bajar el robot submarino Liropus 2000, que tardaba una hora en recorrer los más de mil metros de profundidad, para poder observar objetos que, en su mayoría, no han aguantado los 211 años transcurridos, con un estado de oxidación y corrosión que haría inviable su restauración. Una de las pruebas para asegurar que se trataba de la Mercedes, era la presencia de culebrinas, ya que ningún barco del siglo XIX las llevaba, explicó Negueruelo. Culebrinas que en este caso son piezas de 2,40 metros y con un peso de 1.100 kilogramos, lo que impidió su extracción.

Durante la investigación se ha podido confirmar que no quedan restos de madera, pero sí que se han descubierto 21 cañones de hierro sumamente oxidados, 148 de los 800 lingotes de estaño que viajaban a bordo y tres anclas. Por otra parte, se ha incidido en que los objetos recuperados han sido escogidos por el gran riesgo de desaparición y porque con ellos se podrán documentar muchos aspectos de la vida a bordo. Asimismo, la expedición ha logrado confirmar la extensión del pecio (150×140 metros) y se ha elaborado un mapa oceanográfico que mide variables como las corrientes o la salinidad, que puedan afectar a la conservación de la fragata.

Uno de los cañones descubiertos y localizados durante los cinco días de expedición. Fotografía: EFE/La Razón

Uno de los cañones descubiertos y localizados durante los cinco días de expedición. 

EL EXPOLIO COMETIDO POR ODYSSEY

Ésta ha sido la primera excavación subacuática, a más de 1100 metros de profundidad, realizada por un Estado miembro de la Unión Europea. Los expertos limpiaron en el propio fondo marino alguna parte de las piezas para valorarlas y decidir si se extraían o no. Con extremo cuidado, las palas que recogían las piezas fueron forradas para evitar el más mínimo rasguño. Métodos muy distintos a los usados hace años por la compañía Odissey, cuyas palas arrasaron todo el fondo del mar.

El almirante del arsenal de Cartagena, Fernando Zumalacárregui, comentó que la expedición ha supuesto el comienzo de una nueva era científica subacuática y, al tiempo, el final de un proceso que se inició con una investigación en el Museo Naval. Asimismo recordó quegracias a la colaboración se ha podido recuperar parte de lo que fue expoliado “y del desastre que cometió la compañía Odyssey“. El almirante acabó afirmando que lo que cometieron no sólo fue un expolio científico, sino también moral porque era la tumba “de nuestros antepasados que se enfrentaron defendiendo lo que era su patria“.

Los bienes recuperados serán restaurados en los laboratorios del Museo Nacional de Arqueología Subacuática de Cartagena, pasando luego a formar parte de la colección de esta institución. Por su parte, el Director del Museo, Iván Negueruela, comentó que esperan poder realizar una nueva campaña para concluir los trabajos de documentación:”con una segunda campaña de cinco días daríamos por cerrada la responsabilidad del Estado con Nuestra Señora de Las Mercedes”.

Se estima que a bordo de la fragata había unas 600.000 monedas pertenecientes al reinado de Carlos IV. Los documentos indican que transportaba aproximadamente 360 monedas de oro de las que se han logrado recuperar 212. Museo Arqueológico Nacional (Madrid) (Wikimedia Commons)

Se estima que a bordo de la fragata había unas 600.000 monedas pertenecientes al reinado de Carlos IV. Los documentos indican que transportaba aproximadamente 360 monedas de oro de las que se han logrado recuperar 212. Museo Arqueológico Nacional (Madrid

Para Negueruela, tal y como publica el “Diario de Cádiz” ha sido “mucho más que muy emocionante. Era una responsabilidad tremenda y no podíamos fallar en nada”, aunque ha lamentado no poder valorar los daños de la fragata por desconocer su estado antes del expolio del Odyssey, empresa que extrajo de “La Mercedes”, en el año 2007, 500.000 monedas de plata y oro (reales de a ocho y escudos de la época de Carlos IV, acuñados en Lima, Perú, en 1803). además de otros objetos. Tras la extracción, los llevaron a Estados Unidos, comenzando un litigio entre España y Odissey por los derechos del hallazgo.

En 2011, el Undécimo Tribunal de Apelaciones de Atlanta (Georgia) ratificó la orden de un Juez de Florida para que la empresa entregase el tesoro a España. Odissey presentó un recurso pero en 2012 el Tribunal Supremo de Estados Unidos lo rechazó y obligó a la compañía a devolver a España las monedas. Sin embargo, no fue devuelta la totalidad de lo expoliado, puesto que los responsables de Odyssey ocultaron parte del tesoro en Gibraltar. Finalmente, estos restos fueron entregados en Julio del año 2013.

Imagen de portada: Réplica en resina de un bloque de monedas que conserva la forma del arcón de madera que las contuvo. El bloque pesa 58,87 kilos, y cuenta con unas 2.180 monedas de ocho reales. La fragata Mercedes transportaba entre 800 y 900 sacas de este tipo. Museo Arqueológico Nacional (Madrid) 

Fuente:https://www.ancient-origins.es/noticias-historia-arqueologia/recuperados-un-cañón-objetos-oro-plata-la-histórica-fragata-hundida-“nuestra-señora-las-mercedes”-002851

Sus comentarios siempre son bienvenidos. Porque todos creamos "Un surco en la sombra" y nos nutrimos de vuestras opiniones

Regístrate GRATIS y te lo mandaremos a tu E-MAIL ESTA ES TU OPORTUNIDAD
A %d blogueros les gusta esto:

Powered by themekiller.com