Simón el Mago, ¿el VERDADERO MESÍAS en tiempos de Jesucristo?

  • 0
  • 30 marzo, 2019

Antes de la información, aprovechamos la ocasión para presentaros nuestro libro, el cual nos ha costado mucho tiempo de recopilación, trabajo e investigación, donde creemos que una vez termine de leer será usted consciente de la manipulación a la que ha sido expuesto el “Nuevo Testamento” por la religión Católica, y cómo ha eliminado y modificado radicalmente partes de este pues rompe con sus dogmas que nada tienen que ver con las verdaderas enseñanzas de Jesús.

¿Nació Jesús el 25 de diciembre?¿Fue Nazaret el lugar donde lo hizo?¿Era José su Padre realmente?¿Pudo ser su origen de otro mundo?¿Era un hombre normal y para nada divino?¿Tenía hermanos, mujer e hijos?¿Donde está sus descendencia?¿Lo apodaron el “niño asesino” cuando era pequeño?¿Es la religión católica una invención del emperador Constantino?¿Es Jesús una invención para manipular al pueblo?

El equipo de “Un Surco En La Sombra” responde a estas y muchas más incógnitas en un largo estudio que recopila teorías realmente diferentes a todo lo que se ha dicho públicamente de la vida de Jesús a lo largo de la historia. Nos sentimos orgullosos del trabajo realizado y poder dar la oportunidad de ver la otra cara de la moneda.

Después de la gran acogida que ha tenido, (Solo se ha podido vender formato físico en España) hemos decidido venderlo en formato digital a nivel mundial para que todo el mundo pueda disfrutarlo y hemos reducido el precio un 75% por lo que lo puede obtener ahora mismo en un click por $3.99 (3.60€)

 

Una vez dicho esto le damos las gracias por su tiempo y le mostramos la información que buscaba. Estamos seguros que será de su agrado y le hará que pensar


simonmago

¿Sabías que Jesucristo no es el único que se autoproclamó el Mesías?

A lo largo de la historia ha habido muchos personajes que se han autroplocamado el Mesías, muchos de estos fueron contemporáneos de Jesús; Simón Magnus, conocido también con el nombre de Simón el Mago, es quizá uno de los casos más interesantes y de los que menos se tiene conocimiento, de él se menciona muy poco en la Biblia en Hechos 8:9-24; pero en los escritos apócrifos existen muchas referencias de este personaje.

Simón el Mago, fue un líder religioso samaritano contemporáneo a Jesús y es considerado como “El padre de la gnosis.” Nació en Gitta, Samaria; se declara el verdadero Cristo y predica su doctrina acompañado de Helena, una prostituta de quien afirmanban sus seguidores era la encarnación del pensamiento divino. Simón Magnus usaba la magia y se dice incluso que hacía milagros; algunos escritos apócrifos dicen que Simón levitaba. Sus detractores, entre ellos discípulos de Cristo como Aquila y Niceto, reconocían que Simón el Mago era capaz de realizar los milagros que Jesús, éstos no eran debidos a una naturaleza divina del “impostor”, sino a la magia, y recordemos que ya desde el cristianismo primitivo la magia fue absolutamente rechazada.

Además de Aquila y Niceto, es posible encontrar otras referencias de Simón el Mago en San Justino Mártir e Ireneo quienes cuentan que Simón era adorado en la forma de Zeus (principal dios de la mitología griega) y Helena en la de Atenea (diosa griega de la sabiduría). Hipólito, por su parte, da informaciones muy detalladas del “Simonianismo.” Algunos afirman incluso que Simón el Mago pudo ser Pablo de Tarso una vez que se convirtió al Cristianismo.

Es curioso que en el Nuevo Testamento sólo se mencione en una ocasión, se le presente como un adversario de cristo y teniendo un conflicto con Pedro, el principal discípulo de Jesús:

9 Y cierto hombre llamado Simón, hacía tiempo que estaba ejerciendo la magia en la ciudad y asombrando a la gente de Samaria, pretendiendo ser un gran personaje; 10 y todos, desde el menor hasta el mayor, le prestaban atención, diciendo: Este es el que se llama el Gran Poder de Dios. 11 Le prestaban atención porque por mucho tiempo los había asombrado con sus artes mágicas. 12 Pero cuando creyeron a Felipe, que anunciaba las buenas nuevas del reino de Dios y el nombre de Cristo Jesús, se bautizaban, tanto hombres como mujeres. 13 Y aun Simón mismo creyó; y después de bautizarse, continuó con Felipe, y estaba atónito al ver las señales y los grandes milagros que se hacían. 14 Cuando los apóstoles que estaban en Jerusalén oyeron que Samaria había recibido la palabra de Dios, les enviaron a Pedro y a Juan, 15 quienes descendieron y oraron por ellos para que recibieran el Espíritu Santo, 16 pues todavía no había descendido sobre ninguno de ellos; sólo habían sido bautizados en el nombre del Señor Jesús. 17 Entonces les imponían las manos, y recibían el Espíritu Santo. 18 Cuando Simón vio que el Espíritu se daba por la imposición de las manos de los apóstoles, les ofreció dinero, 19 diciendo: Dadme también a mí esta autoridad, de manera que todo aquel sobre quien ponga mis manos reciba el Espíritu Santo. 20 Entonces Pedro le dijo: Que tu plata perezca contigo, porque pensaste que podías obtener el don de Dios con dinero. 21 No tienes parte ni suerte en este asunto, porque tu corazón no es recto delante de Dios. 22 Por tanto, arrepiéntete de esta tu maldad, y ruega al Señor que si es posible se te perdone el intento de tu corazón. 23 Porque veo que estás en hiel de amargura y en cadena de iniquidad. 24 Pero Simón respondió y dijo: Rogad vosotros al Señor por mí, para que no me sobrevenga nada de lo que habéis dicho.
Hechos 8:9-24

De esta manera, vemos como para los primeros cristianos Simón el Mago era no sólo un impostor, sino una especie de Anticristo, el adversario de Jesús. Sin embargo, sus seguidores se extendieron desde Samaria hasta Fenicia y durante buena parte del siglo I fue un movimiento muy fuerte. No es de sorprender que Simón apenas sean mencionados en el Nuevo Testamento, conforme los cristianos fueron ganando terreno y el cristianismo se extendió por Occidente, es evidente que los textos bíblicos se fueran ajustando a lo más conveniente para esta naciente religión.

Aunque en textos apócrifos hay varias referencias a Simón el Mago, ninguna de ellas se menciona con certeza el lugar y circunstancias de su muerte, hay dos teorías de su muerte: en el escrito apócrifo de Hechos de Pedro, se decía que mientras Simón mostraba a Pedro que podía volar, sufrió una caída y murió; la otra teoría proviene también de un escrito apócrifo donde Simón discutía con los discípulos y Pedro le pide que sea enterrado y resucite al tercer día, Simón es enterrado pero no hay tal resurrección.

 

Si te ha gustado esta publicación y eres amante del misterio, la historia y sobre todo de la verdad, te invitamos a que leas nuestro mayor trabajo en los más de seis años de estudio e investigación en el cual exponemos con las cartas sobre la mesa las descaradas manipulaciones a las que han sido expuestas las enseñanzas y la vida de Jesús por el Catolicismo, como las religiones se plagian unas a otras e incluso veremos que la idea de Jesús como mesías tiene extremas similitudes con otros supuestos mesías de otras épocas y civilizaciones. ¿Quieres conocer aquello que no aparece en los libros y que han mantenido oculto hasta ahora? Pues no puedes dejar de leer:

“LOS SECRETOS DE JESÚS Y EL CATOLICISMO” EN ESTE ENLACE

 

Esta publicación es propiedad de: http://lascosasquenuncaexistieron.com/2011/01/26/simon-el-mago-el-verdadero-mesias/

One Comment

  • Simón el Mago no era un Mesías. Porque Mesías significa UNGIDO DEL SEÑOR. El verdadero UNGIDO DEL SEÑOR y enviado por el Señor mismo a redimir a Israel de la ignorancia política y pseudo-religiosa, era el Rey Ciro II “el Grande” de Persia. El Cristianismo no es una Religión, sino una segunda fase trascendental del Judaísmo. Y el Judaísmo no consistía en el conocimiento y práctica del algún rito de culto a Dios, sino en el conocimiento y práctica de la Masonería (Arte de la Construcción), de manera religiosa. ¿Qué es RELIGIÓN? La verdadera RELIGIÓN es un convocatoria de Maestros de Construcción, que quieran congregarse y desplazarse voluntariamente hasta las ciudades desoladas por las guerras, la calamidad social y los desastres naturales. Tienen la misión reconstruir los Templos del Dios Único, las casas de los pobres, y prestar asistencia socio-económica y educativa a las viudas y a sus huérfanos. El Libro del sacerdote Esdras, habla al pueblo cristiano de la misión de los Masones, y la Obra de Dios por mandato del Rey Ciro, redentor de Israel y de los judíos (Masones) cautivos en Babilonia. Pero, en el cumplimiento de la profecía del profeta Daniel ( 9.20-27), El Mesías Ciro II murió a manos de los masagetas; su cadáver fue decapitado y enviado en un odre con sangre a los ejércitos persas. El Rey Ciro II reencarnó como Jesús de Nazaret, y ejecuto muchas señales y milagros (no trucos mágicos), lo cual no pertenece al campo de la Masonería Trascendental, sino al campo experimental del arte de la Magia especulativa. Pero Israel se hallaba bajo el poder del Imperio Romano, y el reino de Israel sólo era una pequeña colonia sumisa dentro del mapa de la división política del imperio, y sus lideres gobernantes fieles adoradores de César, al que consideraban una “personificación” de Júpiter (Hijo de Zeus)… Zeus es DIOS en la mitología griega, y todo el judaísmo – como credo oficial en todo el imperio) debería aceptarlo, según las concepciones Ptolemaicas del emperador. El anticristo es el Imperio Romano, cuya razón Social es la Iglesia Judía, con una élite gobernante de adeptos de la Masonería especulativa. Estos falsos masones, persiguen al Cristianismo VERDADERO, es decir, al campo esotérico de la Masonería Trascendental, ya que son dueños de las grandes empresas constructoras, y para ellos, quien regale su mano de Obra y todos los materiales (como los verdaderos Cristianos), sería acusado y condenado a la muerte de cruz por la iglesia Judía del imperio Romano. Constantino I ” el Grande “, desmontó el mecanismo de gobierno del Imperio Romano, y lo resucitó como Imperio Bizantino. Se auto-denominó Patriarca de la Iglesia Judía del Imperio Romano, y la convirtió en el CREDO CATÓLICO que hoy conocemos. Por eso dice La Escritura: -“LA BESTIA FUE HERIDA DE MUERTE, PERO SU HERIDA MORTAL FUE SANADA, Y SE LE HIZO UNA IMAGEN” – Esta imagen es el “crucifijo”…El crucifijo no es la imagen de Jesús (a quien crucificaron), sino el icono de la bestia, es decir, del judaísmo romano, que ahora se llama catolicismo. (El anticristo es la antítesis del Mesías)- Apocalipsis 13: 11-18. – Saludo fraternal.

Sus comentarios siempre son bienvenidos. Porque todos creamos "Un surco en la sombra" y nos nutrimos de vuestras opiniones

Regístrate GRATIS y te lo mandaremos a tu E-MAIL ESTA ES TU OPORTUNIDAD
A %d blogueros les gusta esto:

Powered by themekiller.com